diciembre 09, 2006

For sale

El respirar me sabe
amargo desde que...


Ya las obdulias detuvieron sus

fragancias

las aves de purpuros
atardeceres
se quejaron del humano


los parpadeos adormilados
de mis ojos
son tan constantes
como los segundos
de espera

y esos golpeteos a la
puerta de al lado
se convirtieron en resonantes ecos
retumbando en mi conciencia.

Esas gotas de nada que
se deslizan por mis
mejillas

y tantas consecuencias
guardadas en el mágico
sombrero de mi vida

se tornan ya como respiraciones
entrecortadas

entre coartadas

planeaciones viscerales
del amargo que asemeja
al aturdido mimo de la
calle 5a

y al estupido chofer que no
aprendió a dar el vuelto

y ya me pierdo entre palabras
y ya me encuentro al final
del renglón

este amargo respirar que me
intoxica los pulmones

y me ata el ánimo al sofá
de la desdicha...


Perla JM