octubre 27, 2006

Rienda


Asesinemos las almas
en un soplido

destruyamos las noches
de lujuria

huyamos tras la marea
roja

que no quede nada

de lo que fuimos
como somos
que queremos
ser

olvidemos por fin que
las gaviotas mueren

matemos en un instante
el porvenir

QUE REVIENTE EL
PRESENTE!

dejemos que el silencio
nos aprisione las
lagrimas

y la vida se haga cargo
como siempre

de ti
de
mi



de lo que ya no podemos...


Perla JM