noviembre 16, 2006

saFo


He intentado con fuerza
no safar las piernas

comerme el smog de esta
putrefacta ciudad

para que mañana

amanezca
sin tanto frío

las vueltas ruleteras de
los días hacen que
de a poco

siga perdiendo monedas de
mi bolsa amarilla

y esas confituras llamadas
horas
se deshacen al primer mordisco

estos intentos sin resultados
saben como agolparse

como suicidarse sin morir
y sobre todo


como ipregnarse en la memoria
para desovar en el ánimo

todo es tan así

que de pronto no safar las
piernas resulta irónico



que no safe la cabeza

es el asunto.


Perla JM